• Horario de atención
  • Lun - Vier 08h00 - 20h00
  • Con previa cita
Programar cita

Noticias

Papiloma Humano: un virus que también es cosa de hombres


El virus del papiloma humano (HPV), que causa el cáncer de cuello uterino, no es sólo cosa de mujeres. Uno de cada dos hombres sexualmente activos se infectará alguna vez con ese microorganismo, independientemente de cuáles sean sus preferencias para elegir pareja.

El HPV es el responsable del 50% de los cánceres de pene, y dado que la consulta para el diagnóstico suele ser tardía porque la enfermedad puede no dar síntomas hasta estar muy avanzada, llegando inclusive a la amputación.

De ahí la importancia de consultar cuanto antes al médico si aparecen verrugas, manchas blancas o úlceras en el pene, el escroto, la ingle, el ano, la boca o la garganta. Es que dos de las cepas de alto riesgo, las 16 y 18, del HPV empezaron a competir con el alcohol y el tabaco entre las causas del cáncer bucal, cuya edad de aparición bajó de los 60 a los 30 años.

«Un estudio de la Universidad de Texas sobre cien casos de cáncer de lengua y de faringe halló en 70 la presencia de los tipos 16 y 18 del HPV. Eso demuestra que los mismos virus que causan cáncer genital son oncogénicos también para los tejidos bucales. A través del sexo oral, el HPV puede ingresar a la boca y producir una lesión tumoral».

El HPV tiene más de un centenar de tipos, pero entre 30 y 40 infectan los genitales masculinos y femeninos. Están los de «bajo riesgo» (benignos), que son los que causan las verrugas genitales, y los de «alto riesgo», que son 13 y provocan los cánceres de cuello de útero, orofaríngeo (faringe, amígdalas, base de la lengua, paladar) y de ano, vagina, vulva y pene. Entre esas cepas están los tipos 16 y 18, de transmisión sexual.

Para los varones no existen exámenes de rutina para la detección del HPV, como sucede con el Papanicolaou en las mujeres, a pesar de que el 50% de los hombres sexualmente activos están infectados con un tipo de alto riesgo.

Además de las relaciones sexuales por vía vaginal, anal u oral, el HPV se transmite por el contacto con las mucosas genitales y no hay demasiadas medidas para prevenir una transmisión que, según la Organización Mundial de la Salud, es más frecuente de hombres a mujeres. El uso del preservativo, la monogamia, el inicio tardío de las relaciones sexuales y las parejas estables, esas cuatro medidas actúan como una barrera para disminuir la infección por vía sexual.

El uso del preservativo reduce no más del 70% el riesgo de transmitir el HPV. Se estima que dos tercios de las personas que tengan contacto sexual con otra infectada desarrollarán la infección entre los 3 y 6 meses siguientes.

Es un muy buen elemento para preservarse de las infecciones de transmisión sexual que están en las sangre o las secreciones, como el semen o el flujo vaginal. Pero no es un buen elemento para prevenir infecciones en las mucosas, como la vulva.

La reducción existe, pero es de alrededor del 60% A partir de los datos disponibles, está claro que el sexo oral y anal son prácticas de riesgo. El 90% de los cánceres anales, está causado por el tipo 16 del HPV.

Noticias

Ver más